in

Conozca a la banda británica ridículamente ambiciosa que hizo su debut en los EE. UU. como teloneros de The Who en el Madison Square Garden

Conozca a la banda britanica ridiculamente ambiciosa que hizo su

Cuando más desconocido Las bandas llegan a Estados Unidos desde Inglaterra, se encuentran en un bar abarrotado tocando para aproximadamente 12 personas que solo prestan la mitad de atención. Los suelos están pegajosos, el baño hace que el metro de Nueva York parezca el Palacio de Buckingham y tienen su propia mesa de merchandising. Pero cuando Wild Things hizo su debut en Estados Unidos la primavera pasada, estaban en el escenario del Madison Square Garden.

“Esa es una lista de deseos para cualquiera”, dice la cantante principal Sydney Rae White. “Mi papá me estaba enviando un mensaje de texto a las tres de la mañana, nuestro horario. Él es como, ‘¿Cómo estuvo? Dios, ojalá fuera yo. Yo estaba como, ‘¡Lo siento papá!’”

La gran noche de The Wild Things fue una experiencia surrealista que fue posible gracias a Pete Townshend, el padrino no oficial del grupo, quien les abrió innumerables puertas, desde producir y tocar en su nuevo álbum, Resplandor crepuscular (a la venta el próximo año), hasta darles un espacio de apertura para los próximos shows de The Who el 4 y 5 de noviembre en Las Vegas.

En el Garden, se ganaron a los fanáticos de Who con sus riffs cargados de gancho, melodías ajustadas y la presencia de White en el escenario. Con un mullet rubio, un mono burdeos y maquillaje glam rock, es como una combinación mágica de Ziggy Stardust y Tinker Bell. Ella tampoco dudó en reiniciar el aturdidor “Paradise” después de dificultades técnicas. “No quiero hacerlo a medias”, dice ella. “Si vamos a montar un espectáculo, lo haremos, disculpe mi francés, jodidamente bien”.

Al final de su presentación, la banda prometió a todos en la arena la entrada gratuita a su espectáculo en el Mercury Lounge, mucho más pequeño, la noche siguiente. “Realmente no estoy preocupado por salir con dinero en esta gira”, dice el guitarrista Rob Kendrick, quien también es el esposo de White. “Me importa una mierda si salgo con $50 por dos camisas. Si puedo devolver eso a que algunas personas obtengan música adicional, eso es genial”.

Su plan funcionó: innumerables tipos aparecieron en cuadrofenia Camisetas la noche siguiente, agarrando cervezas y mareado de ver a esta joven banda que demuestra que la música rock todavía es una cosa. “El rock está teniendo un resurgimiento”, dice White. “Solo tienes que mirar anoche para ver que la gente todavía está ansiosa por eso”.

Townshend, en una llamada telefónica unas semanas más tarde, está de acuerdo: “De repente hay muchas bandas de rock serias, y así es como las calificaría. Tienen algo especial, y son adecuados para la época”.

the wild things 2

The Wild Things en All Night Skate en Brooklyn, Nueva York, junio de 2022.

Griffin Lotz para Rolling Stone

UNAS HORAS antes de su show en el Mercury Lounge, White y Kendrick están sentados en una mesa ruidosa dentro de Katz’s Deli. Es su primera vez en la institución de Nueva York, y Kendrick, de 36 años, está casi echando espuma por la boca cuando pide un sándwich de pastrami. White se niega cortésmente y explica que ha sido vegana durante casi cinco años. Encima de su mono naranja quemado descansa una bolsa de supermercado llena de piñas, zanahorias pequeñas y hummus.

“Nuestro técnico de guitarras ha sido vegano durante ocho años”, dice Kendrick. “Vino directo a Nueva York y empezó a comer pizza”.

Este irónico humor británico se sumerge en la música de Wild Things. “My Heart Is in New York”, que debutaron en el Garden, puede sonar como una balada enamorada, pero en realidad fue escrita después de que el hermano de White, el productor y bajista Cam White, desafió a Kendrick a escribir una canción sobre una calcomanía en el parachoques.

La pista presenta la poderosa voz de White sobre una guitarra triste, pero incluso la letra es una broma interna con la banda. “Al final de cada medio verso, el personaje principal muere”, dice Kendrick con orgullo. “Pensé que era una idea realmente divertida, que cada vez que comenzaban a cantar, caían muertos por alguna razón. Pete estaba como, ‘¿Qué diablos te pasa?’”

La conexión de Townshend con Wild Things es profunda. White y Kendrick se conocieron después de que el guitarrista de The Who los eligiera para la producción británica de 2009 de cuadrofenia, con Kendrick como Jimmy y White como su novia. “Es una historia de Cupido”, dice Townshend. “Vi el momento en que Rob y Syd se enamoraron en el escenario durante un ensayo”.

White y Kendrick comenzaron sus carreras en la actuación. White estuvo en la adaptación británica del programa de Disney. Como suena la campana («Se parece mucho a Miley Cyrus y Britney Spears y a las personas que han crecido en los programas de televisión para niños», señala Townshend), mientras que Kendrick apareció recientemente como compositora en la primera temporada de Bridgerton. “Le dije a la maquilladora: ‘No sé si volveré para la próxima temporada, así que hazme el pelo lo más jodidamente grande posible’”, bromea Kendrick. “Porque si me convierto en un meme, es posible que quieran traerme de vuelta”.

Después del musical, la pareja formó Wild Things, con Cam en el bajo y Pete Wheeler en la batería. White y Kendrick se habían mantenido en contacto con Townshend, por lo que sin temor le enviaron su música por correo electrónico. “Fue muy honesto, por lo que doy gracias a Dios”, recuerda White. “Él estaba como, ‘Esto no es bueno, niños. Esto no es bueno’”. (Townshend se ríe y dice que no recuerda haber dado este comentario. “Si es lo que dije, entonces me complace haber confiado en que lo tomarían en serio”, dice).

Más tarde, la banda envió canciones a Townshend que terminarían en su estridente debut de 2018, eres realmente algo, y su respuesta fue alentadora. «Realmente le gustó», dice White. “Se sentó y dijo: ‘Todavía creo que tienes lugares para crecer’. Éramos más jóvenes y tercos, y decíamos: ‘Creemos que es el mejor álbum de todos los tiempos'». Townshend agrega: «Si sufren de algo, es de exceso de confianza».

the wild things 3

The Wild Things en Brooklyn, Nueva York, junio de 2022.

Griffin Lotz para Rolling Stone

A FINALES de 2019, la banda trajo cuatro canciones nuevas a Townshend, y esta vez los invitó a su estudio en casa para grabar lo que se convertiría en Resplandor crepuscular. Pasaron cinco días en Ashdown House en Oxfordshire, con Townshend diseccionando cada una de sus canciones. “Es fascinante verlo”, dice White. “Tiene una mente tan esotérica. Puede ser bastante intimidante. Si esperas este tipo de grandeza, creo que tienes una opinión equivocada de él. Y espero que si alguna vez escucha algo de esto, no me dará una bofetada en la cara por ello. Pero él es simplemente un genio”.

Sin embargo, Townshend adopta una postura modesta y dice que contribuyó muy poco al proceso: «Todo lo que tuve que hacer fue darles palmaditas en la cabeza y hacer algunos cambios», dice. “Realmente nunca me ha gustado que me produzcan. Nunca he trabajado con un productor en toda mi carrera donde pudiera poner mi mano en mi corazón y decir, ‘¡Fue una alegría!’ Entonces, trato de asegurarme de que sea lo más divertido posible y que la música se desarrolle a un buen nivel”.

Trabajar con una leyenda del rock responsable de múltiples álbumes conceptuales les dio la idea de crear el suyo propio. Resplandor crepuscular tiene lugar durante una noche en la ciudad ficticia de Valentine, y cada una de las 11 pistas cuenta historias individuales. “Puedes tomar cada canción tal como es, como una singularidad, al pie de la letra, o realmente puedes sumergirte en este mundo que hemos creado”, dice White.

White y Kendrick sabían que los álbumes conceptuales pueden parecer pretenciosos, pero lo vieron como una extensión de su actuación. “Creo que puede haber un estigma detrás de una banda nueva que está escribiendo un álbum conceptual”, dice White. “’Uf, ¿quiénes se creen que son, Radiohead?’ Simplemente sucedió que nosotros, como actores, nos sumergimos en historias como esa todo el tiempo. Se sintió como una progresión natural”.

Quieren llevar el álbum conceptual aún más lejos, eventualmente adaptándolo a un programa de televisión que Townshend compara con una versión musical de Cala de Schitt. (La banda incluso lo convenció de presentarles a Cameron Crowe, con la esperanza de que él sea el productor ejecutivo). Por ahora, sin embargo, se están enfocando en sus próximos shows que incluyen un crucero con Kiss el 28 de octubre y la apertura de The Who. en vegas Con suerte, su encanto inglés los ayudará a firmar con un sello discográfico. «Si algo de esto suena jodidamente tonto», dice Kendrick, «simplemente deshazte de eso».



Fuente

Recopilado por Farandulero

El rodillo sin filo de Snoop Dogg dice que ha

El rodillo sin filo de Snoop Dogg dice que ha liado medio millón de porros para el rapero

Encanto en el Hollywood Bowl proximamente en Disney

“Encanto en el Hollywood Bowl” próximamente en Disney+