Connect with us

Música

Frank Turner y las almas durmientes

Published

on

Frank Turner y las almas durmientes

491 días. Han pasado 491 largos días desde el último show en vivo al que asistí. Ese espectáculo ocurrió un domingo por la noche lluviosa en Southend. El cabeza de cartel esa noche: Frank Turner y los Sleeping Souls. Y así fue con una gran sensación de temor (esto es en el llamado ‘Día de la Libertad’) y una maravillosa sensación de anticipación como resultado de esta casualidad fortuita que mi amigo y yo nos encontramos en el Clapham Grand, siendo cacheados por seguridad, esperando el primer espectáculo completo en vivo de Frank Turner y Sleeping Souls.

Que hubiera una mayor sensación de emoción sería quedarse corto. El acto principal de apoyo Beans on Toast realmente ayudó a animar a la multitud que ya estaba cerca del punto álgido. El set resultó catártico tanto para el artista como para los fanáticos, el lugar vibró con vítores y aplausos por lo que fue un set fabuloso de una de las gemas ocultas más queridas de Gran Bretaña.

Y luego comenzó la espera. El público tenía una voz particularmente fina para una interpretación de Champagne Supernova y fue en este punto cuando comenzamos a darnos cuenta de lo bueno que era sentir algo normal. De repente, comenzó una sensación de esperanza y la oportunidad de volver a mirar hacia adelante. Y luego sucedió. La banda salió a tocar.

Si alguna vez ha visto un programa de Frank Turner, ya tendrá una idea bastante clara de qué esperar. El hombre sabe lo que quiere su audiencia y él y la banda se alimentan de la energía que la audiencia devuelve con creces. Excepto que esta fue una noche especial. Esta fue la primera noche de regreso. Esto marcó el día en que la gente podía esperar volver a la normalidad. 490 días después de que el gobierno anunció por primera vez un cierre nacional que nadie creía que duraría casi un año y medio, los fans y la banda estaban juntos de regreso en su hogar natural. Y todos los asistentes, que estaban más que listos para esta noche, se iban a asegurar de que fuera un clásico absoluto.

Se podría argumentar que los fanáticos de Frank Turner son algunos de los más leales y quizás fanáticos y por muy buenas razones. El estilo de Turner con las palabras tiene la capacidad de evocar todo tipo de emociones para el oyente. Un espectáculo normal es siempre un asunto ruidoso y emotivo. Pero cuando comienzan las primeras notas de Get Better, admitiré que me sentí completamente abrumado y tal vez incluso se derramó una o dos lágrimas. De hecho, en esta noche, durante la primera media hora más o menos, la ocasión me abrumó por completo. Cantando canciones como The Road, Plain Sailing Weather, I Am Disappeared y tantos otros clásicos de FT, sentí por primera vez en más de un año que estaba donde debería estar, rodeado de mi gente, todos nosotros allí. por el puro disfrute y la unidad que solo un concierto de la más alta calidad puede ofrecer.

Este fue un espectáculo especial. Sería muy fácil decir que este fue un programa especial solo por las circunstancias, y definitivamente jugaron un papel. Sin embargo, más que la simple ocasión de estar de regreso en un lugar en vivo completo, este fue un excelente espectáculo de uno de los mejores intérpretes de Gran Bretaña.

Fuente

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *