in

Made In India: La industria cinematográfica más grande del mundo no ha tenido una película en la competencia de Cannes desde 1994… hasta ahora

La primera edición del Festival de Cine de Cannes, prevista para 1939, fracasó cuando Alemania invadió Polonia y provocó el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Pero cuando el festival finalmente despegó en 1946, el cine indio salió airoso. Organizado poco después de la conclusión de la guerra, el primer Festival de Cine de Cannes “real” contó con obras de Billy Wilder (El fin de semana perdido), Roberto Rossellini (Ciudad Abierta) y David Lean (Breve encuentro). En el espíritu de la paz y la reconciliación de la posguerra, el jurado del concurso, encabezado por el historiador francés Georges Huisman, otorgó el primer premio (entonces el Gran Premio) a películas de 11 de los 18 países representados ese año.

Esto incluyó a la India, con el drama social-realista de Chetan Anand. Neecha Nagary, al menos durante una década, el país fue un elemento habitual en la competición. Después de Anand vino V. Shantaram con Amar Bhoopali (1952), luego Raj Kapoor con Awaara (1953) y Bimal Roy con Do Bigha Zamin (1954). Pero la película que puso a la India en el mapa de Cannes fue el primer largometraje del director Satyajit Ray, cuya película Pater Panchali – el primero de su ahora famosa ‘Trilogía Apu’ – fue defendido por el primer ministro Jawaharlal Nehru y ganó el honor único de Mejor Documento Humano. Después de Ray Devi en 1962, sin embargo, la racha se rompió y, por un tiempo, pareció que Shaji N. Karun Swaham (1994), un drama en malayalam, podría ser la última película india en competir.

santosh

Películas MK2

Pero ahora India está a punto de romper su pausa de 30 años con el ambicioso debut en el largometraje de ficción del cineasta afincado en Mumbai Payal Kapadia. Todo lo que imaginamos como luz. Filmada durante 25 días de finales de verano en Mumbai, seguida de 15 adicionales en la lluviosa ciudad portuaria occidental de Ratnagiri, la película en idioma malayalam-hindi cuenta la historia de dos mujeres jóvenes: Prabha, una enfermera de Mumbai, y Anu, su compañera de cuarto. Una coproducción franco-indo poco común, es una colaboración entre los productores parisinos Thomas Hakim y Julien Graff, de Petit Chaos, y Zico Maitra, de Chalk & Cheese Films, de Mumbai.

Todo lo que imaginamos como luz es el primer largometraje de Maitra’s Chalk and Cheese después de nueve años de producir principalmente comerciales para televisión y medios digitales. Hakim y Graff son un dúo de productores ampliamente reconocido en el circuito de festivales europeos por una impresionante variedad de proyectos de cortometrajes y largometrajes. El último proyecto de la pareja, La luna también saleun documental en mandarín de 24 minutos, se estrenó en Berlín a principios de este año.

“Conocí a Payal en 2018 en la Berlinale donde presentaba su cortometraje ¿Y qué dice el verano?”, dice Hakim mientras se escapa de la sala de edición donde él y Kapadia están completando su montaje final. “Como vivíamos en diferentes partes del mundo, no parecía que estuviéramos destinados a reunirnos o trabajar juntos. Pero sentí una conexión profunda con su cine, como si estuviéramos hablando un lenguaje común”.

Películas indias en Canne

El desvergonzado

Fábrica Urbana

Hakim dice que los fondos de desarrollo europeos, como la beca Hubert Bals de Rotterdam y la residencia Cinéfondation de Cannes, permitieron a Kapadia residir en Europa, donde pudieron desarrollar su práctica conjunta antes de montar la ambiciosa producción en su India natal. “El sistema de financiación francés y europeo, a través del CNC, Eurimages, la Fundación Gan, Cineworld, Visions Sud Est y Hubert Bals, junto con socios privados como Arte, Luxbox, Condor y Pulpa Film, nos permitieron reunir la financiación y rodar la película. Toda la película en la India, con un 99% de reparto y equipo indio”, añade. «En el proceso, era importante que esta coproducción se mantuviera orgánica y no alterara la visión de Payal con limitaciones innecesarias».

Kapadia, alumno del estatal Instituto de Cine y Televisión de la India (FTII), tiene historia en Cannes. En 2017, proyectó Nubes de la tarde, un proyecto de 13 minutos, como parte de la barra paralela de cortos de la Cinéfondation del festival. Su última película, el proyecto de no ficción. Una noche sin saber nada (2021), también producida por Hakim y Graff por Petit Chaos, proyectada en la Quincena de Realizadores, donde ganó el Ojo de Oro al mejor documental.

Ambientado principalmente en el FTII, Una noche sin saber nada Quizás se describa mejor como una mezcla caleidoscópica de ficción y documental centrada en el movimiento anticastas de la India, explorada a través de las vidas de dos estudiantes de cine que se han visto obligados a poner fin a su relación entre castas. Kapadia comenzó a filmarlo a raíz de una huelga estudiantil de meses en FTII, en protesta contra el nombramiento por parte del gobierno de Narendra Modi del actor de televisión y político de derecha Gajendra Chauhan como nuevo presidente de la universidad.

La cineasta británico-india Sandhya Suri explora temas similares en su largometraje. santosh, también llegará a la Riviera, donde debutará en Una Cierta Mirada. Desarrollado en los laboratorios de dirección y guión de Sundance, santosh sigue a una mujer que acaba de enviudar, interpretada por Shahana Goswami (Zwigato, Un chico adecuado), que hereda el trabajo de su marido como agente de policía en el norte de la India. Cuando una niña de casta inferior es encontrada violada y asesinada, se involucra en la investigación.

Suri explica que la película nació de su deseo de encontrar una “forma significativa” de hablar sobre la violencia contra las mujeres. «Estaba en la India investigando y trabajando con varias ONG cuando me encontré con una imagen», dice. Era una fotografía tomada en una de las protestas a nivel nacional tras el sonado caso de 2012, en el que una estudiante de fisioterapia de 22 años fue violada en grupo y herida de muerte en un autobús público (la mujer anónima era inicialmente conocida como ‘Nirbhaya’). (palabra hindi que significa «valiente»), ya que la ley india prohibía nombrar a las víctimas de violación).

“La fotografía”, dice Suri, “era una imagen de Delhi de una enorme multitud de mujeres manifestantes enojadas, con los rostros contorsionados por la ira, y una fila de mujeres policías obligándolas a retroceder. Uno de ellos tenía una expresión tan enigmática. Estaba fascinado por ella. Qué abismo entre ella y los que protestaban, qué poder ejercía su uniforme y qué impotencia para no sentirse segura como una mujer común y corriente. Explorar esta violencia y su poder dentro de ella fue emocionante”.

Películas indias en Cannes

hermana medianoche

Imágenes del protagonista

santosh es el debut narrativo como director de Suri. Con el respaldo del BFI y BBC Film en coproducción con ZDF/ARTE y el CNC, la película en hindi se rodó durante 44 días en la ciudad de Lucknow, Uttar Pradesh, India. Alumna de la Escuela Nacional de Cine y Televisión del Reino Unido, es más conocida internacionalmente por el largometraje documental. Yo por la India, que se estrenó en la sección de Competencia Mundial del Festival de Cine de Sundance en 2006 y narra la experiencia de su familia al emigrar de la India a Gran Bretaña en la década de 1960. También dirigió el cortometraje nominado al BAFTA. El campo.

«He estado desarrollando e investigando esta película durante casi una década», dice Suri, «así que ha sido un proceso largo y lento y un gran placer ser seleccionado después de todo eso para Una Cierta Mirada para mi primera película de ficción».

También en Una Cierta Mirada está el cineasta búlgaro Konstantin Bojanov, que también ha recurrido a la India para rodar su título en Una Cierta Mirada. El desvergonzadosu continuación de la película protagonizada por Barry Keoghan de 2017 Luz después. La película trata el tema tabú del trabajo sexual y cuenta la historia de una mujer que huye de un burdel de Delhi después de matar a puñaladas a un policía. Mientras tanto, en la Quincena de los Realizadores, la comedia negra de Karan Kandhari hermana medianoche sigue a una inadaptada de un pequeño pueblo (Radhika Apte) que lucha con un matrimonio arreglado. El British Council la ha descrito como “Una comedia punk fantástica, una película de venganza feminista y una película de vampiros renovada, todo en uno.«

Lea la edición digital de la revista Disruptors/Cannes de Deadline aquí.

Y si el regreso de las voces indias no fuera suficiente, Todo lo que imaginamos como luz está a punto de hacer otro tipo de historia: Kapadia será la primera mujer india en competir por la Palma de Oro.

“Ha sido alentador presenciar el gran amor que se ha manifestado en todo el país por la histórica selección de Cannes”, afirma Zico Maitra. «Espero que haya cada vez más apoyo de los financieros indios para películas y cineastas independientes como Payal, y que el éxito de esta película pueda ser el catalizador que inspire humildemente a otros».

Kapadia describió su selección como “emocionante y humillante” en un comunicado poco después de la conferencia de prensa inaugural de Thierry Frémaux. “Admiro a muchos directores seleccionados en esta sección”, dijo, “tanto del pasado como del presente. Es un inmenso honor mostrar mi película entre ellos”. Mientras tanto, mientras regresa corriendo a la sala de edición, Hakim añade: “Estamos muy orgullosos de que nuestra película devuelva a la India a la competición principal de Cannes”.

Fuente

Written by Farandulero

El video de Diddy agrediendo a Cassie es horrible. Por eso no deberías mirar hacia otro lado

Las afirmaciones de HYBE de que Min Hee Jin habló mal de NewJeans son rechazadas por el tribunal por falta de pruebas (www.koreaboo.com)